Limpia tu página sin poner en riesgo su posicionamiento en Google

Categoría: Posicionamiento en Google

Share

Trucos para tener un sitio limpio y seguro

Algo importante en el posicionamiento es proteger el sitio de software malicioso. Si Google se da cuenta de que en su portal hay fallas en la seguridad, se lo hará saber por medio de las herramientas para administradores de sitios web (con el fin de que se sepa de la forma más rápida posible, puede hacer que se reenvíen los mensajes también a su cuenta de correo electrónico). Si quién ha “robado” su portal, conocido como hacker, ha colocado software malicioso en su portal, este contenido también será enviado cuando se realicen búsquedas, y hará que los resultados que refieran a su sitio aparezcan infectados en el posicionamiento web en Google, esto con el fin de poder darle seguridad a los visitantes. Así mismo, controla el spam creado por los visitantes para que puedas mantener tu sitio más limpio y con mejor acceso.

Si encuentra que le han pirateado su portal, o le han colocado software malicioso en él, actúe rápidamente y repare el daño. Si lo desea, consulte los consejos que brinda la compañía antiphishing.org.

Dependiendo de cualquier tipo de infección o plataforma, le recomendamos que tome las medidas que se denotan seguidamente para recuperar su posicionamiento web en Google:

  • Es de suma importancia que actúe rápido para prevenir infección a otros portales o que los hackers continúen empleando inadecuadamente el sistema.
  1. 1.     Identificación:
    Si bien usted puede haberse dado cuenta de que ha sido atacado, en ocasiones, quienes primero lo saben resultan ser los usuarios de su sitio, y se lo informan a los administradores de sitios web por medio de correo electrónico o por teléfono. ¿Cómo saber si son confiables sus reportes? Puede tratarse de una broma que alguien está jugándole. Pero también puede ser cierto. Para corroborar, trate de conseguir todos los datos que pueda de su informante, como nombre, si pertenece a alguna compañía, donde lo puede contactar más frecuentemente, que tipo de anomalía se le presentó, y si es posible, el link donde la detectó y qué tipo de amenaza representa. Luego, averigüe si los datos que le brinda son correctos.También puede darse cuenta usted mismo de las infecciones posibles que puedan haber, mediante el monitoreo del tráfico, inspecciones de archivos del sistema, e inspección de la configuración del servidor.Recuerde que nunca está de más que chequee si hay fallo en las contraseñas, o que las cambie si estas son muy “fáciles”, la principal puerta para el hackeo son las contraseñas poco complejas. Es recomendable que las cambie de inmediato. Además, monitoree los inicios de sesión en su sitio, puede que sea uno de los usuarios quien esté manipulando su página. Un sitio vigilado frecuentemente y siendo reparado en las posibles fisuras de seguridad es la principal arma para luchar contra quienes piratean.
  2. 2.     Reporte y notificación:
    Elabore un reporte completo de lo que le sucede a su sitio y comuníqueselo a Google  o a alguna empresa de anti robo web, antivirus o antispyware, o al departamento encargado en su gobierno, según sea el caso de robo que sufre. Recuerde también informarle a sus asociados, páginas hermanas, y muy importante, a sus usuarios y público en general.
  3. 3.     Confinamiento
    Póngase en contacto con su servidor y explíquele lo que le ha sucedido. La mejor estrategia para reducir las pérdidas es trabajar de la mano con su servidor web. Hacer copias de seguridad es una ventaja para lograr que su servidor y hasta usted mismo se percaten de cambios no deseados cuando chequeen el sitio. Asegúrese  de guardar estas copias en lugares seguros, como discos duros portátiles, DVD o CDS o en cualquier otro dispositivo de almacenamiento masivo portátil, para así evitar que sea infectado en caso de que su equipo también lo esté. Nunca coloque el dispositivo que contiene el respaldo en una máquina infectada. Verifique cuando vaya a recuperar su página que el equipo que va a usar se encuentre libre de virus u otro software malicioso.
    Si puede acceder al servidor, configúrelo para que responda con un mensaje de estado 503, o puede desconectar su portal mediante un documento robots.txt y hacer que éste no se muestre en el posicionamiento web de Google mientras realiza las correcciones del caso, así evitará que su sitio sea de nuevo objeto de ataques mientras lo está limpiando. Si por alguna razón no puede controlar el inhabilitar su sitio, es mejor que se comunique con una entidad que posea mayor conocimiento del caso.
    Si no desea retirar del todo su sitio, puede bloquear el acceso al material que se encuentra infectado, o puede redirigir a quienes quieran acceder a él y explicarles por medio de algún medio que fueron redireccionados del contenido que querían ver por motivos de seguridad
  4. 4.     Recuperación
    La recuperación suele ser tediosa al ser un proceso largo, aunque si ya ha guardado copias de las configuraciones suele ser más fácil. Lo mejor es que la ha realice fuera de línea para evitar cualquier robo inesperado de información. Lo mejor es que reconstruya su sitio con copias de seguridad, solo en el caso de que estas se encuentren obsoletas o infectadas, no las use.
    Es importante también que actualice periódicamente su sistema operativo y antivirus a las últimas versiones, y que especialmente lo haga antes de recuperar su sitio, puede que desde un sistema obsoleto es donde haya estado la falla de su página web.
    Después de comprobar todas las vulnerabilidades que tiene su sitio y haberlas corrido, haber seguido los consejos que le hemos estado brindando acerca de seguridad y haber terminado de restaurar si sitio, cambie todas las contraseñas de acceso a las cuentas que puedan cambiar el portal. Puede seguir cambiándolas cada 30 días, y si desea, para mayor seguridad, puede usar un software de autentificación y usar conexiones cifradas.
  5. 5.     Seguimiento
    Si ha logrado desinfectar con éxitos su sitio, no olvide lo que le ha sucedido. Aprenda de ello. Refuerce la seguridad y piense en un plan de acción más rápido o más efectivo en un caso a futuro. Si le es posible, comparta a personas que podrían sufrir un ataque su experiencia con el fin de informarlas y remarque las características tempranas que aparecen cuando la persona o software que invadió su portal. Recuerde tener siempre todas las actualizaciones en su equipo y en su software.
    Siempre chequee la firma de nuevas compañías o productos que va a usar, además, puede encriptar información y pasar monitoreando constantemente su sitio en todos los sentidos. Programe periódicamente revisiones a los usuarios, al registro y a todo el sitio en general, recuerde que muchas vulnerabilidades de los sitios web son encontradas cada día por los hacker.

Google no le asegura que aplicando todas las directrices anteriores ya no vaya a ser pirateado, y que esto no vaya a interferir en su posicionamiento web en Google, pero sí le asegura que le ayudará mucho en caso de ser infectado, y en la prevención y rapidez de acción ante un posible ataque.